Visitas recientes

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

Reflexiones


¿Qué es el amor?
 
El amor es la respuesta a todo.
  
El amor no es una abstracción,sino una energía de verdad.
 
Empieza a entrar en contacto con tu niño interior.
 
Siente el amor. Expresa el amor.
 
El amor disuelve el miedo.
 
 Cuando se siente amor no puede temerse nada.
 
 Como todo es energía, y el amor abarca todas las energías,
 
 todo es amor.

 
BRIAN WEISS













LA VIDA ES UN ESPEJO




Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano.

Él respondió así:

La Política sin principios,

 el Placer sin compromiso,
 la Riqueza sin trabajo,
 la Sabiduría sin carácter, 
los Negocios sin moral,
 la Ciencia sin humanidad
 y la Oración sin caridad. 

  
La vida me ha enseñado que la gente es amable, si yo soy amable; 
 que las personas están tristes, si estoy triste; que todos me quieren, si yo los quiero; 
que todos son malos, si yo los odio; que hay caras sonrientes, si les sonrío;
 que hay caras amargas, si estoy amargado; que el mundo está feliz, si yo soy feliz;







La vida es como un espejo:

Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. 
La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí.

"El que quiera ser amado, que ame".









 FLORES Y COLORES PARA UN ALMA GRANDE  QUE LUCHO POR LA PAZ CON SU PAZ




El 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia y la Paz en recuerdo de Gandhi.



         Mohandas Karamchand Gandhi nació el 2 de octubre de 1869 en un remoto lugar de la India, en la ciudad costera de Porbandar, y  fue asesinado un día como hoy  del año 1948. Sus allegados siempre le llamaron Mahatma que, en sánscrito, significa "" Alma Grande"". 



       
      Él decía ser hindú, buddhista, cristiano, musulmán, shiks, judío, etc… No veía que existiera contradicción alguna entre todas estas religiones y manifestaciones de la espiritualidad. 





         Pudo haber acumulado el poder total de su país, tanto el político como el religioso, pero jamás aceptó ningún cargo público, despreciando siempre los títulos y honores. Vivió hilando su propia ropa y aconsejando a todos vivir en paz y en hermandad con los demás. 





       Su  respeto por la vida no se limitaba a la humana, consideraba como hermanos a todos los seres vivientes y si hoy todavía estuviera entre nosotros, seguiría haciendo oír su voz a lo largo y ancho del mundo.




Algunos de los pensamientos que nos dejó fueron:

No hay camino para la paz, la paz es el camino.




Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia. 






Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.




No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.




Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.





       Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.




  Albert Einstein dijo de Gandhi: ""Las generaciones del porvenir apenas creerán que un hombre como éste caminó la  tierra en carne y hueso."""



 Nunca llegó a recibir el Premio Nobel de la Paz, aunque fue nominado cinco veces entre 1937 y 1948. Décadas después, sin embargo, el Comité que administra el premio Nobel declaró la injusticia de tal omisión.




 Los niños y las niñas celebran este día  en los colegios, los adultos en nuestra sabia escuela de la vida tampoco deberíamos omitir en este día  al  menos unos momentos de reflexión en su memoria...







 Hay un proverbio hindú que dice:

El corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas




Seguro que para esta gran alma allá donde esté siempre habrá una  fiesta de flores y colores brotando de su corazón de paz.











YO NO ENTIENDO A LA GENTE GRANDE





Yo no entiendo a la gente grande…
Porque tapa la luz del sol.
Quita las flores a las plantas
para dejarlas marchitar en un jarrón.
Y enjaula a los pajaritos.
Porque ha pintado todas las cosas de color gris 
y ha llenado el cielo
de antenas y chimeneas.





Yo no entiendo a la gente grande…
Porque se creen importantes 
por el solo hecho de ser grandes.
Porque no me dejan caminar descalzo
ni chapotear en la lluvia.
Porque me compran juguetes
y no quieren que los use para que no se rompan.







Yo no entiendo a la gente grande…
Porque le han puesto nombre difícil 
a todas las cosas sencillas.
Porque se pegan entre ellos
o se pasan la vida discutiendo.
Porque quieren tener empleos importantes…
y viven sentados en una silla.






Yo no entiendo a la gente grande…
Porque me hacen decir versitos que no entiendo.
Porque me obligan a besar 
a la gente que no conozco.
Porque están siempre muy apurados
y nunca tienen tiempo de contestar 
a una pregunta o de contar un cuento.






Yo no entiendo a la gente grande…
Porque no les gusta sentarse
en el cordón de la vereda.
Porque no sienten el placer 
de perder el tiempo mirando alrededor 
y son incapaces de dar vueltas en un carrusel.
Porque cuando me porto mal 
me amenazan con ponerme una inyección.
Y cuando me enfermo me dicen 
que una inyección me va a hacer bien.






Yo no entiendo a la gente grande…
Porque quieren que coma con horarios…
y no cuando tengo hambre.
Porque cuando pregunto algo,
me contestan que soy muy chico…
Y cuando pido un chupete
me dicen que soy un grandullón.






Yo no entiendo a la gente grande…
Porque siempre se hacen los lindos o los serios.
Porque dicen mentiras
y ellos mismos se las creen.
Porque cada vez que me mienten 
me doy cuenta y sufro mucho.







Yo no entiendo a la gente grande…
Porque me dicen miedoso 
y ellos me hablaron de cucos y fantasmas.
Porque me piden que sea bueno
y me regalan para jugar revólveres,
Dardos, flechas y escopetas de aire comprimido.
Porque han llenado la casa de cristales, 
porcelanas y cosas que se rompen 
y ahora resulta que no puedo tocar todo lo que veo.







Yo no entiendo a la gente grande…
Porque perdieron la ganas de correr y saltar.
Porque olvidaron esas cosas 
que tanto les gustaban de chicos.
Porque antes de reírse siempre 
le piden permiso al reloj.






Yo no entiendo a la gente grande…
Porque cuando hago algo malo
me dicen "no te quiero más".
Y yo tengo mucho miedo
que me dejen de querer en serio.




Jorge Capsiski

3 comentarios:

  1. dicen que los niños jamás mienten, estas son palabras de niño, sé que es así porque alguna vez tuve estos pensamientos...

    ResponderEliminar
  2. "Alma Grande". ¡Sin duda que lo fue, un alma increíble y que, ganó con su propio cuerpo y sentimiento a las propias balas de sus enemigos y lo que, aún es más grande...¡les venció! "Descanse en paz el gran hombre y magnifico ser humanos. Mohandas Karamchand Gandhi. ("Alma Grande" )

    ResponderEliminar
  3. excelente homenaje a aquel que no empuño mas armas que su propia sabiduría!

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario.